¿Qué es la Alienación Parental?

El Ayuntamiento, tiene unos servicios sociales que atienden orientados siempre por el bien superior del menor que en la práctica es el uso político de la infancia para adecuarlo a la perspectiva cruel de género.

En la página 69 del Diario de Sesiones del Pleno del Ayuntamiento de Madrid, Núm. 1.316 de 8 de septiembre de 2016, donde la sacerdotisa de género y concejala del Grupo Municipal Socialista de Madrid, doña María Carlota Merchán Mesón en representación del Grupo Socialista, nos ilustra sobre la Alienación Parental de la siguiente forma:

El llamado Síndrome de Alienación Parental fue acuñado en 1985 por el fallecido Richard Gardner, que lo definió como un desorden que surge en el contexto de las disputas por la guarda y custodia de los hijos.

Según Gardner, la esencia del llamado SAP se refiriere a la programación o lavado de cerebro hecho por un progenitor sobre el niño. En nuestro país se empieza a hablar de este supuesto síndrome de una manera más frecuente tras la entrada en vigor de la Ley Integral contra la Violencia de Género, vinculado siempre a casos de cambio de custodia de los hijos.

Ahora nos viene con las solemnes mentiras socialistas sobre la alienación parental:

El llamado SAP es un constructo cuestionado como concepto válido por la comunidad científica, de hecho, a día de hoy ninguno de los principales sistemas de clasificación de desórdenes médicos y psicológicos, como el DSM de la Asociación Americana en Psicología o el CIE de la Organización Mundial de la Salud, han aceptado la existencia de este supuesto síndrome.

El que ahora quiera saber la verdad, puede mirar este enlace. Ni que decir tiene que existen serias dudas sobre si sabía lo que decía o no. Si hubiéramos podido contar con alguna imagen cerebral, quizás hubiéramos visto que se le habría activado la zona del rollo aprendido y no asimilado, si es que existe esa zona que imaginamos que de existir será mucho más complicado que lo que acabamos de describir.

SAP

Definido por una sacerdotisa de género del PSOE

Es la primera que veréis hablar... perdón: regurgitar